arte

Carrito Entrecomics Comics
0
Artículos
Xilografía de Dr. Sanguineti
Pep Brocal
Xilografía de Dr. Sanguineti
Xilografía de Dr. Sanguineti
Xilografía (grabado en madera)
2 tintas sobre papel Velata Biblos 120 g/m²
23,5 x 23,5 cm
edición de 5 ejemplares
125€



Envío gratuito a toda España. Mira la xilografía al detalle.

Una bruma de misterio se extiende sobre la vida del Dr. Sanguineti, difuminando certezas y añadiendo nuevas caras a su ya de por sí poliédrica figura. Varios investigadores coindicen en atribuirle un origen italiano, en concreto siciliano, y a menudo se citan localidades como Cefalú y Pachino como cuna de su nacimiento. Más fascinante aún que el lugar, es la fecha de su llegada al mundo: sus biógrafos se han atrevido a sugerir que el primer llanto de Sanguineti se escuchó a mediados siglo XVI y que pronto emigró, junto a su familia, a la República Checa. Se especula con la posibilidad de que fuese un aventajado alumno del alquimista Jacobus Horcicky de Tepenecz, favorito del emperador Rodolfo II, y que la respuesta a su inaudita longevidad se encuentre entre las páginas del famoso Manuscrito Voynich, cuyo texto aún tratan de descifrar los lingüistas modernos. Un estudio atento de diversos documentos y grabados desvelan la Sanguineti en momentos y lugares claves de la historia moderna. Por ejemplo, hay quien ha querido ver a Sanguineti en la figura del infame Dr. Sanguineau, mano derecha de Robespierre en los juicios sumarios que caracterizaron el Reinado del Terror tras la Revolución Francesa. Tras la muerte de Robespierre,  Sanguineti (o Sanguineau), temiendo represalias contra su persona, emigró a Austria, donde entabló amistad con el neuroanatomista Franz Joseph Gall, con quien desarrollaría el sistema paracientífico de la craneoscopia, más tarde denominada frenología. En 1866, la Guerra austro-prusiana obligó de nuevo a Sanguineti a emprender la huida, perdiéndose su pista durante prácticamente un siglo. Recientemente, durante la digitalización de documentos relacionados con la dictadura de Franco en España para su depósito en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, se han recuperado partes médicos de Franco firmados por un tal Dr. Leovigildo Sanguino, sellados con una cabeza de galgo, emblema utilizado asiduamente por Sanguineti a lo largo de los años. Se especula con la posibilidad de que, a pesar de contar inicialmente con el favor del dictador, las luchas intestinas por el control político hiciesen correr el –fundado– rumor de la pertenencia de Sanguineti a la masonería, lo que de nuevo le obligaría a huir del país, a mediados de los años 60, desapareciendo su rastro para siempre. Algunas investigadores del cómic en España afirman que Francisco Ibáñez pudo basarse en algunas fotografías borrosas de Sanguineti acompañando a Franco a la inauguración de un pantano para la creación de su más famoso personaje, Mortadelo. Este hecho resulta especialmente curioso si tenemos en cuenta que, a pesar de que es prácticamente seguro que Ibañez desconocía la larga, misteriosa y camaleónica historia de Sanguineti, convirtió a su sosias de papel, Mortadelo, en un maestro del disfraz.
ABCD de artistas